Aspectos a tener en cuenta al adquirir deuda corporativa

Préstale tu dinero a las empresas.

La renta fija puede resultar bastante aburrida, a mi me lo parece, pero es innegable que una parte de nuestra cartera tiene que estar en este tipo de activos. No podemos poner todos los huevos en la renta variable porque si la cesta se cae se rompe toda nuestra cartera. El porcentaje de la cartera a destinar a renta fija depende de cada cual y del nivel de riesgo que quiera asumir.

La deuda corporativa tiene el atractivo frente a la deuda pública en que suele ofrecer más rentabilidad que esta. Esto es debido a que se supone, y en los últimos tiempos es mucho suponer, que un estado tiene más capacidad de pago que una empresa y por lo tanto ofrece una mayor seguridad de cobro al tenedor de la deuda. A mi particularmente no me gusta mucho la deuda pública porque considero que la rentabilidad ofrecida es baja para la seguridad que ofrecen. O compras deudas de países muy seguros por lo que la rentabilidad que te van a dar es posible que esté por debajo de la inflación (el caso por ejemplo de Alemania que durante mucho tiempo ofrecía tipos de interés negativos), o compras deuda de países con problemas pero que bajo mi punto de vita ofrecen una rentabilidad que no compensa el riesgo de sufrir una quita.

[pullquote align=”left” background=”on”][/pullquote]Por ejemplo, cuando España estaba al borde de default en medio de la crisis su deuda podía arrojar una TIR del 5% o 6%, sinceramente me parece un interés bajo para ese nivel de riesgo. Esa rentabilidad se puede conseguir en emisiones de renta fija corporativa y en empresas que en principio no tienen que tener ningún problema en pagar.

Voy a describir en que me fijo yo, y que requisitos tiene que cumplir una emisión de deuda para que me interese por ella.

Sigue leyendoAspectos a tener en cuenta al adquirir deuda corporativa

Share