¿Cómo hay que diversificar?

¿Hasta que punto hay que diversificar?

La diversificación como he comentado en otras ocasiones es la mejor amiga de nuestra cartera, somo no sabemos como se va a comportar la bolsa en el futuro la diversificación nos servirá de red para no estrellarnos contra el suelo. Con la diversificación reducimos el riesgo total de nuestra cartera y ayudamos a preservar el capital en caso de que las cosas vengan mal dadas. Es evidente que si supiéramos lo que va a hacer cada una de las empresas que cotizan en bolsa la diversificación no tendría sentido, lo más conveniente sería invertir todo nuestro capital en la empresa que más vaya a subir y esperar a que lo haga. Pero seamos claros, nadie sabe a ciencia cierta como se va a comportar un mercado o una acción determinada, y el que os diga que si y os prometa rentabilidades está mintiendo.

Así invirtiendo en diferentes empresas, diferentes sectores y diferentes países reducimos el riesgo total de la cartera. Si una empresa de la que somos accionista llegara a quebrar sería un contratiempo pero no nos sacaría del mercado, perderíamos el dinero metido en ella pero seguiríamos con las demás empresas. No es difícil adivinar que pasaría si no hubiésemos diversificado, lo hubiésemos invertido todo en una única empresa y esta quiebra, o no hay que ser tan drástico simplemente con un empeoramiento de sus resultados y que baje un 50%, nuestra cartera quedaría maltrecha o directamente eliminada. Y como no sabemos lo que va a pasar hay que tomar medidas, la diversificación nos protege de nuestra ignorancia. La ignorancia no es nada malo simplemente existe y hay que gestionarla, hay cosas que no podemos saber o de las cuales no estamos seguros al 100%. La ignorancia no nos descalifica como inversores.

Sigue leyendo¿Cómo hay que diversificar?

ETF’s que replican al IBEX35

Cotizados en el mercado español.

En la anterior entrada hablé de las diferencias que existían entre fondos de inversión convencionales y los ETF’s, vimos que los productos tenían sus ventajas e inconvenientes y que cada uno puede ser más adecuado dependiendo del tipo de inversor que seamos, si primamos la agilidad por encima de todo y los costes que conllevan. Existen miles y miles de ETF’s cotizando alrededor del mundo y es muy humano ponerse a indagar que mercado exótico puede revalorizarse mucho para meter nuestro dinero en un ETF que invierta allí, pero a veces nos olvidamos que lo sencillo puede ser lo más rentable, tanto por gasto como por revalorización.

Estos productos no llevan muchos años en nuestro mercado pero cada vez gozan de mayor popularidad y volumen de contratación, aunque siempre hay excepciones ya que existen ETF’s que no realizan ninguna operación en todo el día, como sabemos la gestora siempre nos tiene que dar contrapartida pero es bastante triste ver los volúmenes anuales de algunos fondos y comprobar que aún no tienen demanda. En España los que más volumen tienen son todos los referenciados al IBEX35 y a los índices mundiales más importantes. Existen 3 ETF’s cotizando en el mercado español que replican al IBEX35, no vamos a hablar de ETF’s inversos ni apalancados simplemente de los que replican al índice tal cual, así que lo que vamos a esperar invirtiendo en estos fondos es la misma rentabilidad que consiga el IBEX35.

Sigue leyendoETF’s que replican al IBEX35

¿Fondo de inversión o ETF?

Los ETF’S como instrumento de ahorro

Ya hace años que aparecieron los ETF’s en todos los mercados prometiendo ofrecer todas las bondades de los fondos de inversión pero ninguna de sus desventajas. Los ETF (Exchange Traded Fund) son como fondos de inversión convencionales pero que cotizan en un mercado secundario. Es decir, los podemos comprar y vender del mismo modo que compramos y vendemos acciones y la gestora del ETF siempre nos va a dar contrapartida con una horquilla que consideren adecuada, no nos vamos a encontrar el problema de querer comprar/vender un ETF y no tener contrapartida, siempre habrá a los precios determinados por el valor del fondo en cada momento.

Vamos a hacer un repaso por todas las características de estos productos y veremos que diferencias hay (si las hay) con los fondos de inversión convencionales.

Sigue leyendo¿Fondo de inversión o ETF?

¿Merece la pena invertir en fondos?

¿Le cedo mi capital a otro?

Uno de los primeros consejos que reciben los que comienzan en el mundo de la inversión, o los que aún tienen poco capital, es que no inviertan por si mismos y lo hagan a través de fondos de inversión. No estoy de acuerdo, yo cuando empecé a comprar acciones lo hice con un capital minúsculo, las comisiones eran grandes, pero mereció la pena tanto por el resultado obtenido como por el aprendizaje. Incluso gente con un patrimonio muy grande invierte a través de fondos porque tienen la idea, no siempre acertada, que como los llevan profesionales seguro que están mejor preparados que uno mismo y sacan mejor rentabilidad. Recordemos que un profesional es alguien que cobra por hacer su trabajo, no que necesariamente lo tenga que hacer bien.

Hay muy buenos gestores de fondos de inversión, no lo pongo en duda y sus resultados están ahí para demostrarlo, pero también hay fondos que no realizan ninguna gestión del patrimonio. Se referencian a un índice y ya no hacen nada más, y esto estaría bien si no cobraran tantas comisiones, porque si se referencian a un índice y te cobran un 2% anual siempre vas a tener peores resultados que el índice. ¡Vaya negocio!

Sigue leyendo¿Merece la pena invertir en fondos?

Diversificación temporal

Reducir el riesgo a través del tiempo

A estas alturas todos sabemos ya que la diversificación nos ayuda a reducir el riesgo total de nuestras inversiones. La forma más conocida de diversificar es a través de una cartera, no invirtiendo todos nuestros recursos en un único activo, y haciéndolo en varios lo menos correlacionados posible (distintos sectores, países, divisas), conseguimos que el riesgo asumido de la cartera descienda todo lo posible, aunque siempre va a existir un riesgo.

Hoy voy a explicar cómo podemos, además, reducir el riesgo si no concentramos todas nuestras inversiones en un determinado momento temporal, y las realizamos a través del tiempo. Imagínate que tienes una cartera diversificada pero invertiste todo tu capital en el máximo de 2007, vas a tardar años en empezar a ver la luz al final del túnel. Con la diversificación temporal esto no habría pasado.

Esta es la estrategia recomendada para un inversor que quiere disponer de un parte de su cartera en renta variable, pero que no quiere soportar el proceso de la toma de decisiones. Y aunque seas un inversor activo, al que le gusta elegir sus propias acciones, recomendaría que tengas una parte de la cartera siguiendo este modelo.

La primera variable que vamos a cumplir es la diversificación empresarial. Vamos a invertir en distintas empresas, pero como no queremos elegir, lo que vamos a hacer es replicar un índice, y como la compra y custodia de todas las acciones de un índice, y la correcta ponderación, puede salir cara, lo vamos a hacer a través de un fondo de inversión. Voy a tomar como ejemplo el Ibex35, pero si queréis difersificar geográficamente, podéis elegir un fondo que invierta de manera global.

Sigue leyendoDiversificación temporal

Share