Rentabilidad negativa de los bonos

Algunos estados europeos están consiguiendo algo histórico, algo que hace unos años no se podría ni pensar y, para que engañarnos, algo que muchos no llegamos a entender del todo: financiarse con rentabilidades negativas. El inversor que compra estos productos no va a recibir un beneficio sino que va a tener que pagar algo por ser el titular de esos bonos. Un ejemplo puede ser Alemania que ahora mismo tiene rentabilidades negativas en bonos de varios años de duración como el bono a 2 años (-0,21%) y el bono a 5 años (-0,05%), solo empezamos a encontrar rentabilidades positivas en el plazo de los 10 años y estamos hablando de un paupérrimo 0,38%. ¿Comprarías un activo financiero sabiendo de antemano que no te va a hacer ganar dinero?

Sigue leyendoRentabilidad negativa de los bonos

La burbuja de la deuda

Bono español a 10 años en mínimos históricos.

España y Europa no se encuentran precisamente atravesando un buen momento económico, con dudas más que fundadas sobre su crecimiento futuro, con un paro desbocado y con la amenaza de partidos más radicales que quieren cambiar las reglas del juego subiendo como la espuma, y no sólo aquí sino en toda Europa. Y con el nivel de deuda sobre el PIB cerca del 100%, otro indicador poco halagüeño.

Pues bien, con este escenario la mar de apocalíptico tenemos la sorpresa de que el bono español se encuentra en mínimos históricos en lo referente a la rentabilidad: menos de un 1,90% anual en plazo de 10 años. Productos a tan largo plazo con una rentabilidad tan pequeña no parecen adecuados para un inversor conservador (el que se supone que invierte en deuda pública) porque a poco que cambien las condiciones del mercado, o las actuaciones de los bancos centrales, nos encontraremos con un problemas a la hora de querer deshacernos de ellos.

Sigue leyendoLa burbuja de la deuda

Share