Las mejores películas de bolsa

mejores peliculas de bolsa

El cine siempre ha mostrado interés por el mundo de los mercados financieros. No nos engañemos, es un mundo atractivo para quien lo vive desde fuera. Se ve como un mundo glamuroso y elitista. Es un mundo donde se mueve mucho dinero y donde se mueve mucho dinero se mueve poder. Muchas películas suelen caer en los tópicos de siempre. Por eso, para mi, las mejores películas de bolsa son las que son más realistas.

Si me gusta ver películas sobre los mercados financieros es porque me gusta aprender. Aprender cómo funcionan. Historias reales de gente real que ha vivido ese mundo. Quiero ver los entresijos, y las cloacas, del sector financiero. Pero quiero la verdad, no quiero visiones distorsionadas o interesadas que dan la imagen que les interesa.

La mala reputación de la bolsa en el cine

Tenemos historias de todo tipo. Películas que nos cuentan las artimañas de estafadores que timan a la gente sin ningún tipo de escrúpulos. Tiburones que huelen la sangre a kilómetros y no paran hasta acabar con su presa. Jóvenes que siguen los pasos de un experimentado corredor. O gente sin recursos que no para hasta conseguir su sueño de trabajar en la bolsa, ya hemos hablado de su exagerada aura de glamour.

El problema que yo veo es que la gente tiene una visión negativa de todo lo que rodea a la bolsa. Como es un mundo donde manda el dinero la gente piensa que es un nido de víboras y estafadores. La gente tiene una visión negativa del dinero cuando debería ser todo lo contrario. El dinero es el medio que tenemos para poder cumplir todos nuestros sueños. El dinero nos ayuda a ser más libres y a vivir la vida que nos gustaría vivir.

En las películas de bolsa venden los excesos

Pero como erróneamente la gente tiene una visión negativa del dinero también la tiene del sitio donde se mueve este. Por eso lo que vende son películas e historias como El lobo de Wall Street. Venden las historias donde el broker es un vividor y un estafador. Y venden porque reafirman a la gente en su idea de que es un mundo de excesos e inmoral. Yo no puedo meter a este tipo de cintas entre las mejores películas de bolsa. No me parece que sean realistas.

Y efectivamente, no es de extrañar que la película más taquillera de todas las basadas en la bolsa sea El lobo de Wall street. Supongo que un película donde se cuenta el trabajo de análisis que hacen las sociedades de valores no vendería nada. No es tampoco una crítica, sé que eso sería demasiado aburrido para el espectador medio. Pero no quita para que me moleste la excesivamente negativa visión que se suele dar de la bolsa.

Las mejores películas de bolsa

Por eso, y aunque no vaya a cambiar la opinión del mundo, voy a contar cuales son mis 3 películas sobre bolsa preferidas. Tengo que decir que cuando he visto estas películas con alguien no familiarizado con los mercados financieros me he pasado la película explicando conceptos que no entendían. ¡Avisados estáis!

Como es lógico no te voy a contar todo lo que pasa (¡spoiler!), pero sí porque merece la pena verlas y porque me gustan. Estas son las mejores películas de bolsa (para mi):

La gran apuesta (The big short)

Una película donde nos muestran las andanzas de varios inversores. Estas personas no se conocen entre sí pero están relacionadas por un acontecimiento y su evolución. Este acontecimiento, que se va desarrollando durante la película, es la burbuja de las hipotecas subprime en Estados Unidos. Todos ellos se van dando cuenta de que algo no marcha bien y se disponen a tomar partido.

Entonces cada uno adopta una postura para hacer frente a este problema. Me gusta mucho porque explica bastante bien de donde surgió todo el problema y sus consecuencias. Todo dentro de una simplificación propia del medio para hacerla atractiva en una película. Eso no quita que sea una de las mejores películas de bolsa de los últimos años. Pero la principal virtud de La gran apuesta, es como un puñado de personas fueron capaces de darse cuenta de algo que estaba a la vista de todo el mundo. Y no desfallecieron aún teniéndolo todo en contra.

El título en castellano es una bazofia, lo sé. Y la palabra short del título original es clave para entenderlo todo. Y que deja claro que no tienen miedo de meter tecnicismos. Pero si pones el titulo “El gran corto” en España la gente se iba a quedar con una cara estupenda 🙂

Margin Call

Si te digo la verdad siempre dudo si prefiero esta película o La gran apuesta. Margin Call es una película más profunda. Se centra más en un hecho específico y en una historia individual. Esta película nos muestra las “últimas horas de Lehman Brothers”. Como un empleado se da cuenta de toda la bazofia que tenía esta compañía en sus balances y cómo va a afectar si la burbuja empezara a deshincharse simplemente un poquito.

Considero este cinta más técnica que La gran apuesta. Y la pongo como una de las mejores películas de bolsa por atrevimiento en explicar las cosas sin simplificarlo. Se pasan buena parte de la película hablando de derivados, de márgenes y de garantías. Para el no iniciado va a ser un suplicio. Y para el iniciado que la vea con ellos, ¡también!

La prueba de lo que digo es que la recaudación que hizo en todo el mundo fue paupérrima. Lo que muestra que no es un productos para las grandes masas. Las explicaciones son muy sutiles y rápidas, así que es una película que disfrutarán mucho los que entiendan de derivados y productos estructurados.

Margin Call es una cinta estupenda. Yo la vi sin saber mucho y me sorprendió. Se limita a exponer los hechos de la forma más correcta posible pero sin artificios ni visiones sesgadas. Lo mejor es cuando la empresa se da cuenta de la basura que tiene e intenta salir de la forma menos mala posible. Y ya no puedo decir nada más.

Wall Street

Te sorprenderá que ponga esta película después de haber criticado la imagen del inversor tiburón sin escrúpulos. Pero esta película es un clasicazo para todo aquel que tenga cierto interés en los mercados financieros. Igual es un poco exagerado colocarla entre las mejores películas de bolsa, pero está claro que nos marcó a todos.

Y es que tener a Gordon Gekko en la pantalla junto a un jovencísimo Charlie Sheen hace que todo valga la pena. Es la típica historia de el aprendiz que quiere hacerse un hueco en la industria y tiene que aprender del experimentado colega. Lo que le pasa al “profesor” es que ya está más que resabiado y su ambición hace que la ética ni la conozca.

Que quede claro que hablo de la película original de 1987. En ningún caso de la segunda parte que salió hace unos años llamada: El dinero nunca duerme. Que si bien es entretenida para pasar el rato, no tiene la calidad de la primera. La segunda parte está hecha para gloria y ensalzamiento del señor Michael Douglas.

Hay muchas otras películas pero considero que estas con las mejores. O bien por su calidad (las dos primeras) o bien por reflejar de forma atractiva el ambiente dentro de la industria.

¿Me he dejado alguna?

Deja un comentario

Share