Colocación acelerada de acciones

En dos días consecutivos hemos tenido dos operaciones muy importantes sobre dos empresas cotizadas en el mercado español: DIA y Enagás. Estas operaciones han consistido en la colocación acelerada de un paquete importante de acciones de estas compañías por parte de accionistas de referencia que tenían una participación significativa.

Una colocación acelerada de acciones, block trades en inglés, es una operación por la cual un accionista, que normalmente tiene un gran número de acciones, solicita a una entidad colocadora, que suelen ser entidades financieras, que le busquen un (o varios) comprador que le de la contrapartida en un periodo muy corto de tiempo, normalmente menos de un día. En el caso de las dos operaciones de DIA y Enagás mencionadas anteriormente la entidad colocadora ha sido Citigroup en el caso de DIA y Citigroup y Deutsche Bank en el caso de Enagás, las operaciones han sido las siguientes:

  • DIA: Cervinia Europe S.à r.l. y Blue Partners S.à r.l. manifiestan su deseo a Citigroup (entidad colocadora) de vender 55.200.000 acciones de DIA, lo que supone un 8,48% del capital de esta. Citigroup coloca estas acciones entre inversores institucionales a un precio medio de 7,40€
  • Enagás: Oman Oil Holdings Spain S.L.U. manifiesta su deseo a Citigroup y Deutsche Bank (entidades colocadoras) de vender 11.936.702 acciones de Enagás, lo que supone un 5% del capital de esta. Las entidades colocadoras realizan la operación a un precio medio de 26,34€

¿Por qué se hace una colocación acelerada?

Mucha gente se pregunta porque se hacen operaciones a través de terceros en vez de vender las acciones en el mercado secundario y la respuesta no puede ser más sencilla: por el volumen. DIA mueve un volumen medio diario de unos 3 millones de acciones, podemos imaginarnos que impacto tendría que se pusieran a la venta 55 millones de acciones. No podría realizarse en un periodo corto de tiempo, se desplomaría el precio por la gran cantidad de acciones en la oferta y seguramente no encontraría toda la contrapartida hasta semanas después. Total que el comprador tardaría más en vender toda su posición y a un precio medio menor.

Además al hacerlo a través de grandes entidades financieras se aseguran que estas pueden tener mayor conocimiento de los potenciales compradores. Citigroup, Deutsche Bank o cualquier otra tiene entre sus clientes a grandes fortunas, fondos de inversión ..etc. entre todos estos grandes clientes oferta el paquete a vender y lo adjudica según las peticiones. Cuanto menor sea el precio que el comprador esté dispuesto a aceptar mayor grado de aceptación tendrá la compra entre estos clientes. Lo que parece claro es que es la única forma viable para deshacerse de grandes paquetes accionariales, cualquier otra cosa va a afectar al precio de la venta.

Colocación de acciones con descuento

A los accionistas no les gustan estas colocaciones aceleradas y es fácil adivinar porque. Cuando un accionista con una gran participación quiere desprenderse de ella los potenciales compradores pueden exigir ciertas compensaciones para cerrar el trato y estas compensaciones siempre se basan en el precio. Si yo quiero desprenderme de una participación del 5% de una empresa como Enagás (que supone más de 300 millones de euros) tengo que ofrecer un descuento sobre el precio al que cotiza la acción actualmente para que el comprador vea atractiva la operación y se decida.

Es decir: “Vale te compramos esta gran cantidad de acciones pero tienes que hacernos un descuento”, esto es lo lógico y a mayor cantidad mayor descuento exigen los compradores. Ha pasado con las dos colocaciones aceleradas de ayer y de hoy: DIA cerró el lunes 18 de mayo a un precio de 7,61€, la colocación se hizo a 7,40€ (-2,80%) y abrió el martes a 7,35€ (-3,41%), Enagás cerró el martes 19 de mayo a 27,015€, la colocación se ha hecho a 26,34€ (-2,50%) y ha abierto este miércoles a 26,60€ (-1,53%).

Por lo tanto los actuales accionistas sin comerlo ni beberlo y sin haber cambiado la empresa en nada se encuentran en un primer momento con que su participación vale un -3,41% y un -1,53%. ¿Y por qué el precio baja si la empresa es exactamente la misma? Por dos razones fundamentalmente:

  1. Un accionista de referencia sale del accionariado lo que no es buena noticia. Es verdad que si alguien vende una gran cantidad de acciones es porque alguien las compra, si se piensa que el que vende no confía más en la empresa se puede pensar que el que compra si lo hace. También es verdad que los compradores suelen ser más que los vendedores por lo que tenemos que uno grande sale y entran varios más pequeños.
  2. El precio de la cotización va a ir a buscar el precio de la colocación. La bolsa se mueve por expectativas y el precio de una acción no refleja el valor de una empresa, refleja el valor más las expectativas de precio futuro, por eso se mueve tanto si solo reflejara el valor las acciones no se moverían tanto. Así que si un gran accionista que conoce más de cerca la empresa hace la venta a un precio determinado el mercado va a tomar ese precio como más adecuado que el precio actual, se considera que es un precio más real porque se da entre institucionales.

Las colocaciones aceleradas son imprevisibles, aparecen en un momento dado, y pueden afectar bastante a los accionistas de una empresa pero al fin y al cabo es una operación que afecta ni a la empresa ni a sus beneficios por lo que un inversor a largo plazo no debería ver su plan afectado por estas bajadas, si acaso podría acumular más si la bajada es significativa.