¿Por qué el Ibex sube menos en 2015?

Este 2015 está siendo un buen año para todas las bolsa europeas en general, las bolsas estadounidenses parece que no se han tomado bien el final de la QE y la posible subida de tipos de interés que se planea en un futuro no muy lejano. Pero aún así hay bolsas europeas que no suben tanto como las demás, la española por ejemplo está registrando una subida del 10% (que no está mal para cuatro meses) pero que es la mitad de lo que están subiendo otras como la alemana o la italiana. ¿Por qué?

Es una pregunta que no tiene una única contestación, varías respuestas son correctas y su conjunto nos deja un panorama de incertidumbre que lastra las cotizaciones. Aunque la economía española está repuntando, esto es un hecho que ya nadie discute, y aunque se prevé que sea la economía europea que más crezca en este 2015 la bolsa sigue sin reflejar esas buenas noticias. El Ibex se encuentra sobre los 11.400 puntos, subiendo más de un 10% respecto al cierre de 2.014 pero muy lejos de los máximos cosechados a principios de 2008 donde se tocaron los 16.000 puntos. Esto contrasta con los máximos históricos donde se encuentran las bolsas de Estados Unidos y Alemania.

Incertidumbre política

2015 es un año plagado de citas electorales por toda España: en casi todos las autonomías, municipios y para rematar elecciones generales en el mes de Noviembre. Si hay una cosa que siempre se dice pero que es absolutamente cierta es que: a la bolsa le gusta la estabilidad, no le gusta la incertidumbre ni las sorpresas. Con estabilidad las empresas pueden desarrollar sus planes de negocio e inversión sin tener en cuenta cosas externas a su negocio.

En 2015 en España va a haber de todo menos estabilidad. Con los dos partidos tradicionales, que ahora se reparten la práctica totalidad de los gobiernos, en horas muy bajas la incertidumbre se dispara. Si a eso le sumamos que hay dos nuevos partidos que tienen posibilidades no de ganar pero si de tocar cierto poder a través de pactos. Estos dos nuevos partidos crean incertidumbre porque al ser nuevos no se sabe cómo se comportarían finalmente y qué tipo de decisiones tomarían para con las empresas, aunque en un principio uno claramente sería perjudicial para los intereses de estas y de un economía más libre.

Entonces, y teniendo en cuenta que nadie ganará por mayoría absoluta, no sabemos quién va a gobernar, qué medidas va a tomar, que le van a exigir sus aliados en el gobierno y que signo político y pensamiento económico van a tener, todo esto no es nada bueno para la bolsa. Lo peor es que no vamos a salir de dudas hasta final de año por lo que todo este 2015 va a ser bastante extraño en este aspecto.

Hay que recalcar que en Italia también existen partidos nuevos pujantes que también amenazan a los partidos tradicionales, sin embargo ellos suben más del 20% en 2015, el que este año allí no sea tan electoral como este también influye.

El peligro de Grecia

Grecia es un tema que cansa mucho, no hacemos más que marear la perdiz y una semana parece que llegan a un acuerdo y se soluciona todo y a la siguiente alguien hace un comentario y volvemos a empezar. Los países periféricos del sur de Europa son más sensibles a este tema ya que guardan ciertas similitudes con el caso griego y una mala salida de este tema puede crear efecto contagio. El problema no es que Grecia se vaya del euro, su porcentaje en el PIB europeo es muy bajo, el problema es que si Grecia se va del euro ¿Quién viene detrás? Y todos piensan en España, Portugal e Italia.

Además las empresas más afectadas por este tema son las del sector financiero, bancos sobretodo que soportarían el problema del impago de la deuda griega y el contagio a las deudas públicas del resto de los países. Los bancos españoles tienen cantidades ingentes de deuda pública española que perdería mucho valor si lo de Grecia sale mal por lo que los inversores son muy cautos.

Y si tenemos en cuenta que el Ibex35 es un índice demasiado bancarizado pues tenemos una gran explicación de su peor comportamiento en este año. Se suele decir que el Ibex35 es en realidad el Ibex5 porque son 5 valores los que de verdad mueven el índice, y de esos 5 valores dos son bancos, y de esos dos bancos el Santander es el que más peso tiene. Un banco que por otra parte no hace más que realizar ampliaciones y eso penaliza a su valor.

¿El Ibex35 cogerá a los demás índices?

La pregunta del millón. Sigo pensando que nuestro índice no está bien valorado, si lo comparamos con los demás índices europeos y mientras Alemania no hacía más que subir en los últimos años el Ibex35 estaba dando bandazos. Si los dos aspectos comentados más arriba terminan de forma correcta, la estabilidad vuelve a nuestro país y la economía sigue creciendo el índice se irá (en los próximos años) a buscar los máximos que ya han alcanzado otras bolsas. Si todo sale mal, todos los índices se van a resentir mucho.

La idea que más me seduce es, para los próximos años, realizar un spread que sea largo en el IBEX35 y corto en el DAX. Sigo teniendo en mente los 15.000 del IBEX35.