OPV Endesa noviembre 2014

Enel empieza a vender su participación

¿OPV de Endesa? ¿Pero no cotiza Endesa en bolsa ya? Esta pregunta la he oído ya un par de veces en cuanto han empezado a aparecer los anuncios en prensa de la OPV de Endesa que se va a realizar en este mes de noviembre. Hay que tener claro que una OPV es una oferta pública de venta de acciones, por lo tanto no tiene nada que ver que la empresa esté cotizando ya en bolsa o no. Las OPV’s pueden ser:

– Inicial: los dueños consideran que es momento de vender parte de la empresa y que esta empiece a cotizar en bolsa. Estas OPV’s tienen mayor interés ya que es posible ser parte de una empresa en la que antes no era posible entrar.

– Añadir más acciones al mercado: Una empresa está compuestas por un número de acciones. Una parte de estas acciones están en el mercado y otras en manos de sus dueños mayoritarios, se realiza una OPV cuando los dueños quieren desprenderse de una parte de sus acciones. Por lo tanto el número de acciones admitidas a cotización va a aumentar.

El culebrón Endesa

Hace ya 9 años que empezó el culebrón por el control de Endesa. Gas Natural lazó una OPA sobre Endesa en septiembre de 2.005, esto causó un gran revuelo, entre otras cosas porque Endesa capitalizaba más que Gas Natural y no se entendía muy bien que un pez pequeño se comiera al grande. Endesa desde el primer momento se defendió y calificó la OPA (21,30€) como totalmente insuficiente.

Como siempre pasa en este país el asunto se politizó en exceso y el cruce de acusaciones fue en aumento desde los dos bandos. Unos decían que no se aceptaba la OPA porque la lanzaba una empresa catalana y otros defendían que Endesa no podía ser adquirida por Gas Natural. El tema de la competencia era aparte ya que se juntarían dos de las más grandes empresas energéticas de España.

Como en los juegos de lucha un nuevo aspirante apareció (a new challenger appears): la todopoderosa E.ON. La multinacional alemanda lanzó una OPA en 2.006 por 27,50€ por acción. También en 2.006 Acciona compró un 10% de Endesa, lo que provocó que E.ON aumentara su oferta a 35€ por acción.

Poco después también aparece la italiana Enel anunciando que ha comprado un 10% de Endesa a 39€ por acción. E.ON vuelve a subir su oferta a 40€ pero finalmente retira su oferta tras el acuerdo alcanzado por Enel y Acciona para lanzar una OPA conjunta a 41€ por acción.

Al final de este lío Enel controla el 92% de Endesa, que fue el grado de aceptación de su oferta por parte de los accionistas.

Venta de los activos de Endesa en Sudamérica

Así han pasado los años hasta que parece que Enel ha decidido que es hora de hacer caja con Endesa, no sin antes llevarse todo lo que pueda. Enel lanzó una oferta de compra por los activos que Endesa tenía en países como Chile, Perú, Colombia, Argentina y Brasil. Evidentemente como Enel controla el 92% de Endesa se aceptó la oferta de compra por 8.253 millones de euros.

Con el dinero que recibió Endesa de esta venta se ha pagado un dividendo de 13,80€ por acción, en esta cantidad se incluyen dos dividendos extraordinarios por la venta de activo y un dividendo ordinario con cargo a los resultados.

Por lo tanto la jugada es la siguiente: Enel compra unos activos a Endesa, Endesa recibe el dinero de la venta y a continuación los reparte en forma de dividendos a sus accionistas. La mayor parte de este dividendo extraordinario, evidentemente, va a parar de nuevo a Enel. Al final del cuento Enel se ha quedado con los activos de Endesa y ha recuperado buena parte del dinero que pagó por ellos. No hay nada criticable en esto, Enel pagó por ser dueña de Endesa más que nadie y puede hacer con ella lo que le parezca, lo criticable bajo mi punto de vista es que después de esta operación anuncie una OPV.

La OPV de Endesa de noviembre de 2014

Una vez desprendida de todos sus activos en el extranjero Endesa va a centralizar sus operaciones en España y Portugal únicamente porque “confía en la energía de este país”. Lo que peor huele es que Enel empieza a desprenderse de su participación en Endesa. Esta OPV va a colocar entre un 15 y un 22% entre inversores (seguro que es un 22%) por lo que Enel va a pasar de tener un 92% a un 70%.

Es evidente que Enel continúa siendo la máxima accionista de Endesa y le va a interesas que la empresa vaya bien pero da la sensación de que después de conseguidos los activos sus próximos movimientos van a ir en la dirección de reducir cada vez más su participación. La verdad es que no da mucha confianza que alguien te diga que después de vender lo que valía la pena de un empresa te ofrece la posibilidad de comprarla.

Endesa se va a quedar con un mercado ya muy maduro en el que poco se puede crecer, no va a invertir en infraestructuras fuera de su mercado principal porque Enel no lo quiere así y las inversiones las hará ella. Es una actividad bastante regulada, en un mercado con ningún crecimiento y sin posibilidad de buscar otros mercados. Tendrá sus beneficios todos los años evidentemente pero no es una compañía atractiva para invertir.

Podemos ver los resultados de los últimos tres años:

Los ingresos han caído un 5%, el EBITDA un 18,50% y el resultado neto un 26,17%. Cifras nada ilusionantes si tenemos en cuenta que el margen de mejora es poco.

Puede ser una buena acción, tranquila y con buen dividendo pero ¿a qué precio? eso es lo que tenemos que observar en los próximos meses. Hace meses que una OPV española no resulta rentable para los que suscriben acciones y mucho me temo que este caso seguirá la misma senda. Cuando el precio se estabilice y publiquen resultados de los próximos trimestres podremos determinar mejor un buen precio de compra para mantener, no ahora.