¿Las noticias afectan a las cotizaciones?

Los medios de comunicación en el mercado.

Vivimos en un época donde hay un continuo bombardeo de información que nos asalta desde varios sitios: televisión, prensa, radio, internet….etc. Muchos de estos medios están “abiertos” las 24 horas del día y tienen que rellenar mucho espacio intentando atraer al usuario que busca siempre la novedad.

Internet ha potenciado esto y la competencia es más feroz que nunca, hay que ofrecer siempre algo nuevo e instantáneo para llamar la atención. Tenemos noticias de todo tipo a todas horas y resulta tremendamente complicado saber cuáles son realmente importantes y cuales son pura paja que no nos aporta nada interesante.

En nuestro mundo de la inversión esto es todavía más relevante porque todo el mundo intenta adivinar cómo se van a mover los mercados en función de una determinada noticia. La mayoría de las veces no sirven para pronosticar nada y simplemente es una forma de justificar, de forma bastante torticera, el movimiento de un activo financiero una vez ya se ha movido.

Por ejemplo, si aparece una noticia que explica que el BCE considera subir los tipos de interés y una empresa baja, la explicación será que el dinero sale de la bolsa hacia productos de renta fija o que el encarecimiento del precio del dinero es malo para la empresa por tal razón. Pero si ante la misma noticia la empresa sube la explicación será que los tipos suben por una mejor expectativa del crecimiento económico y por lo tanto la empresa se beneficiará de ello.

Hay que tener claro que aquí nadie es adivino, nadie sabe lo que va a hacer una acción porque el precio de una acción no es algo que responda a la lógica y responda de forma autónoma a las noticias. Los precios de las acciones se mueven en función de la oferta y demanda de ellas que haya en cada momento, así que los que mueven los mercados son los que tienen capacidad de influir (dinero) y no las noticias.

Los que mueven el mercado no es que se muevan en función de las noticias (no de todas) pero si pueden tomar posiciones en perspectiva que el resto del mercado espere una reacción y ellos actúen para beneficiarse de eso. Si una empresa cae fuertemente un día porque Yellen está pensando si subir o no los tipos de interés no cambia en nada la situación de esa empresa y en principio sus beneficios futuros no tienen porque verse afectados, pero a los que mueven el mercado les interesa que el árbol se mueva para poder realizar operaciones en el corto plazo que les proporcionen beneficios.

Pensemos entonces a quién beneficia que las noticias muevan los mercados y las cotizaciones. Primero, como comentábamos antes, a las grandes manos que viven de esos movimientos, y segundo, a los brokers. Sí, porque un broker no vive del hecho de que sus clientes ganen mucho dinero en sus inversiones o no, un broker gana dinero cuando sus clientes mueven su dinero y realizan muchas operaciones. Esto es matizable porque es evidente que a un broker no le interesa que sus clientes se arruinen y vacíen la cuenta, pero eres mucho más rentable para ellos si tienes 10.000 euros y los mueves todos los días que si tienes 50.000 euros y sigues una estrategia tranquila de buy & hold.

Los mismos que promocionan el rabioso trading a corto plazo, con anuncios casi denunciables por su falta de ética, son los mismos que no dejan de decirnos que todas las noticias influyen en las cotizaciones. Y el hecho es que mucha gente opera en función de las noticias, algo que nunca entenderé, cuando muchas de ellas no tienen, ni van a tener, influencia sobre los fundamentales empresariales.

Bajo mi punto de vista sólo hay tres clases de noticias que van a afectar a largo plazo a la cotización de una empresa:

  1.  Noticias relacionadas con los resultados: Esto es informes trimestrales y anuales de resultados, donde podemos observar la marcha del beneficio de un empresa y si este está creciendo, decreciendo o si es sostenible o no. Volumen de la deuda y el cash flow y otros ratios que son interesantes para observar. Pero como vemos esta información se publica en los organismo reguladores (CNMV, SEC….) y ni siquiera es aconsejable informarnos de ellos a través de la prensa, que sólo va a sacar el titular que más interese y no va a profundizar mucho más.
  2. Noticias de fusiones y adquisiciones: Si una empresa está interesada en comprar otras compañías o ser ella la comprada o si dos empresas van a fusionarse. Actualmente tenemos el caso de Bayer y la compra de Monsanto, es una noticia de un gran calado porque va a cambiar de forma extraordinaria el tamaño, la estructura y la caja (deuda) del comprador. De todas formas también aconsejo no dejarse guiar por lo publicado en prensa e irse siempre a los documentos oficiales.
  3. Noticias macroeconómicas importantes para la empresa: El ejemplo anterior de los tipos de interés es bastante bueno porque su variación afecta de forma significativa al sector bancario por ejemplo y si puede influir en sus resultados (volvemos al primer punto, hay que mirar los beneficios), así como en las empresas que tengan una cantidad de deuda. Pero no es algo sumamente importante para muchas empresas y sectores que se también responden en su precio ante una variación.

Soy de la opinión de que lo único que va a mover los precios de una acción, en el corto y largo plazo, es el beneficio (el beneficio por acción) por mucho que haya muchas noticias y ruido a su alrededor a corto plazo. Si una empresa tiene beneficios, y los mantiene/aumenta a lo largo del tiempo, su precio va a subir si o si. Y si una empresa baja sus beneficios o entra en pérdidas su precio bajará nos pongamos como nos pongamos.

Hace tiempo que sólo leo prensa o escucho noticias económicas, empresariales, por interés pero no como indicador de los que van a hacer los precios.