Dividendo Santander Octubre 2016

Como cada trimestre mañana se inicia un nuevo reparto de dividendo del banco Santander, después de los últimos pagos en efectivo se vuelve a optar de nuevo por un nuevo scrip dividend. Esta modalidad que se ha puesto tan de moda en los últimos años por multitud de empresas, y no sólo por bancos, que les ha permitido seguir vendiendo la idea de que el dividendo sigue igual y no sufre ninguna disminución.

Si hubiesen seguido repartiendo el dividendo como debe repartirse, es decir de los beneficios, no se habría podido repartir las mismas cantidades que antes de que la crisis se mostrara con toda su rudeza. Lo lógico, y los accionistas lo hubieran entendido, es que si hay menos beneficios se reparte menos beneficios y punto, y dedica tus esfuerzos a conseguir que los beneficios vuelvan a aumentar, ya sea aumentando ingresos o reduciendo costes.

El script dividend es utilizado por las compañías para que los accionistas elijan si quieren cobrar el dividendo en efectivo o en acciones, y esto sería una gran noticia, no pasar por la caja de hacienda si quieres más acciones, si los títulos que te corresponden no vinieran de una ampliación de capital que se realiza y vinieran de su autocartera.

Una cosa si hay que reconocer que el Banco Santander ha hecho bien desde que Ana Patricia Botín tomará el mando ,después de la muerte de su padre, y ha sido reducir paulatinamente el scrip dividend. De los cuatro pagos que hace el Santander (enero, abril, julio y octubre) ya sólo uno se hace bajo esta modalidad, la buena noticia es que tres de los cuatro se se hacen directamente en efectivo, saliendo de la caja de la empresa. Lo que mucha gente ve es que se ha pasado de los 0,60€ por acción anteriores a los actuales 0,20€.

Puede parece que el dividendo ha empeorado pero la realidad es que el anterior dividendo era insostenible dado el actual nivel de beneficios del banco y además como se hacía una ampliación cada tres meses cada vez había más acciones y por lo tanto el beneficio por acción, y el porcentaje de propiedad de cada accionista, no paraba de bajar.

Vamos a ver las características de esta operación. El periodo de negociación de los derechos de suscripción comienza el 18 de octubre, día en que la acción comenzará a cotizar ex-cupón y en el que ya podrás operar con los derechos que te hayan correspondido (1 por acción). Los derechos cotizarán en el mercado secundario hasta el día 1 de noviembre. En esta ocasión para obtener una nueva acciones vas a necesitar 87 derechos de suscripción.

Tienes las siguientes opciones:

1. Puedes quedarte los derechos y obtener nuevas acciones. Esta es la opción por defecto, es decir si no das ninguna orden el broker te suscribirá nuevas acciones y venderá los derechos sobrantes en el mercado. Si tienes 1.000 derechos podrás suscribir 11 acciones nuevas (11*87= 957 derechos) y te sobrarán 43 derechos que se venderán a mercado. Evidentemente puedes comprar más derechos en el mercado secundario si quieres suscribir más acciones.

2. Puedes vender tus derechos a un precio fijo al Banco Santander. La propia empresa se compromete a comprarte los derechos a un precio fijo de 0,045€ cada uno siempre que des la orden correspondiente. Sólo podrás vender al Santander los derechos que te hayan sido asignados en el momento inicial, es decir sólo podrás venderle los 1.000 derechos que te fueron asignados por las acciones que era de tu propiedad, si compras más a mercado después no puedes optar a esta opción con los nuevos derechos. Tienes hasta el 27 de octubre para comunicar la decisión de vender tus derechos, el banco te ingresará el dinero el 3 de noviembre de 2016 y te aplicará la retención del 19%.

3. Puedes vender tus derechos en el mercado secundario. Los derechos que te han correspondido puedes venderlos directamente en el mercado secundario al precio que van a cotizar libremente y su precio variará en función de la variación del precio de la acción y de la bolsa como cualquier otro valor. Los bueno de esta modalidad es que ingresas el dinero directamente en tu cuenta, no tienes que esperar al 3 de noviembre y no te aplican retención. Además la venta de derechos se toma como menor precio de adquisición de las acciones así que no tributarás por esa cantidad cobrada hasta que vendas las acciones (esto cambiará a partir de 2017 cuando se tomará la venta de derechos como un incremento patrimonial)

¿Qué hacemos con el scrip dividend?

Al final somo nosotros, como accionistas del Santander, quienes tenemos que decidir que es lo que pensamos que es mejor para nuestros intereses. Si pensamos que el banco está infravalorado y no queremos pasar por hacienda, de momento ya que nadie se acaba escapando, lo mejor es que suscribamos las nuevas acciones. No estamos realmente ganando nada pero si la acción sigue subiendo ganaremos dinero.

Si preferimos el dinero en efectivo porque pensamos que no queremos aumentar nuestra posición, o si queremos ese efectivo para diversificar, debemos esperar a ver como empiezan a cotizar los derechos. Como se nos da de plazo hasta el 27 de octubre para comunicar nuestra intención de vender nuestros derechos a la compañía a un precio fijo de 0,045€, si hasta el 27 los derechos siempre han cotizado por debajo de ese precio se lo venderemos a la compañía, si los derechos empiezan a valer más que eso los venderemos en el mercado.

Nuestra primera opción siempre será venderlos a mercado, la razón es que es posible conseguir un mejor precio que los 0,045€ y porque tendremos todo el dinero (sin retención) en nuestra cuenta desde el primer momento.

Resumiendo, esto no es un dividendo y ten claro que en ningún caso vas a ganar nada. Si te quedas las acciones tendrás el mismo porcentaje de la empresa aunque tengas más acciones, y si recibes dinero en efectivo tu participación en la empresa habrá bajado. En los dos casos al haber más acciones en circulación el Beneficio por acción disminuirá.